Manuela Draeger

durante LA esfera AZUL +

LA NOCHE DE LOS MIS BEMOLES

Próximamente

 

LA AUTORA

MANUELA DRAEGER es una escritora discreta y descollante, elusiva y presente, confidencial y mundana. Una escritora post (prefijo que acepta toda una serie de asociaciones: -comercial, -apocalíptica, -exótica, -revolucionaria, -policial…). Y no está sola. Nos habla desde la tribuna de su colectivo literario dentro del movimiento del postexotismo. La particular narrativa de la que nos hace don dialoga con las voces de Lutz Bassmann, Elli Kronauer y más. En el centro de un mundo post, la amistad, el amor y el compañerismo se juegan con el cuerpo. Es la primera vez que se traduce al castellano.

 

Durante la esfera azul

El hombre que inventó el fuego de hecho era una mujer. Inventó el fuego y lo domesticó. Era una mujer llamada Lilí, de la tribu Suchán. Dicho de otro modo, una mujer llamada Lilí Suchán. Castaña, con una bufanda roja alrededor del cuello y nada  más. Inventó el fuego, lo domesticó, produjo una cantidad considerable, como para llenar una carreta, y se fue al mercado a venderlo.

Eso fue hace tiempo. Hace mucho tiempo, incluso, si lo pensamos bien. En una época en que el calendario no se dividía en años ni en meses, ni siquiera en días, sino en esferas de colores y en lunas. Es difícil de creer, pero es así. Por ejemplo, se decía: en la novena esfera verde hubo una nevada espantosa. O también: esta mañana el tren llegó con una esfera amarilla de retraso.